Conductos Flexibles: ventajas y desventajas

Conductos Flexibles: ventajas y desventajas

Los conductos de aire flexibles son una solución práctica para crear un solo sistema de escape y son ampliamente utilizados tanto en el ámbito industrial como doméstico.

Existen distintos tipos según su material, los más usados son los de láminas de PVC o aluminio, con un aislante intermedio y una armadura de espiral de alambre de acero.

A continuación nombraremos algunas de sus ventajas y desventajas:

 

Ventajas de los conductos flexibles:

  1. Producen bajos niveles de ruido gracias a sus ligeros materiales de fabricación.
  2. Alta tolerancia a temperaturas agresivas y modelos especialmente indicados para altas temperaturas. Gracias a esto, se pueden montar tubos de ventilación flexibles en casi cualquier instalación, como por ejemplo extracción de campanas industriales o laboratorios químicos.
  3. Larga vida útil
  4. La instalación de conductos flexibles es más fácil y rápida que la de conductos de chapa tradicionales, gracias a su estructura y poco peso.
  5. En su instalación no hay necesidad de comprar accesorios como codos, ya que al ser flexibles se pueden amoldar a cualquier dirección.
  6. Se pueden almacenar y transportar fácilmente ya que se pueden compactar y son muy ligeros.
  7. Los conductos flexibles pueden compensar la expansión térmica de las partes rígidas del tubo.

 

Desventajas de los conductos flexibles:

  1. No se recomienda instalar tuberías flexibles en posición vertical si su longitud excede dos pisos o 5 metros.
  2. Al ser su interior rugoso, el tubo flexible es propenso a la contaminación y necesita limpiezas frecuentes.
  3. Los conductos de ventilación flexibles suelen tener mayor resistencia aerodinámica, por lo que la velocidad del aire se reducirá significativamente.

 

Descubre nuestros tubos de ventilación flexibles:

  • Conducto flexible sin aislar: Tubo muy flexible, realizado en aluminio y poliéster, sin aislante y con armadura de acero en espiral.
  • Conducto flexible aislado: Tubo flexible con 25 mm de aislante térmico. El interior es de aluminio con armadura de acero en espiral.
  • Conducto flexible combi: Tubo flexible cuyo interior es de aluminio con armadura de acero en espiral. El exterior es de polietileno y de color negro.
  • Conducto semiflexible: Tubo semiflexible realizado con banda de aluminio de 0,9 mm de espesor engatillada helicoidalmente.

Comentarios

Leave a Reply